En la etapa de Educación Infantil se produce el primer gran desarrollo cognitivo, afectivo y motor de los alumnos, constituyendo así la base de todo el aprendizaje intelectual y los cimientos del éxito académico posterior.

La base de nuestra metodología es el aprendizaje basado en proyectos. Con el trabajo por proyectos desarrollamos todos los contenidos curriculares. Nuestros alumnos experimentan e investigan, superando los contenidos básicos establecidos en la normativa; pueden ser capaces de reconocer obras de arte en una exposición de pintura o ubicar en el mapa mundi un país, entre otras cosas.

Mediante nuestro programa de estimulación temprana favorecemos a nuestros alumnos para que consigan una buena y completa organización neurológica.

Con ello conseguimos potenciar el desarrollo cerebral, desarrollar fondos cognitivos propios, estimular la curiosidad, mejorar la capacidad de atención y aumentar el